AdSense

miércoles, 29 de octubre de 2008

Falsa "mansarda"

Imagen frontal
Esta "falsa mansarda" es una solución alternativa al tan repetido tejado falso en el frente. Estéticamente es una cuestión personal pero sin duda resulta un acierto de diseño para identificar la casa y otorgarle económicamente una personalidad.

Perspectiva
Compare con una falsa fachada de una vivienda en barrio vecino.

¿Qué es una Mansarda?

Se llama Mansarda a la ventana sobre el tejado de una casa para iluminar y ventilar su desván. Por extensión también se identifica asi al mismo desván o altillo en la fachada de un edificio, cubierto por un techo de tejas muy inclinado dando por resultado un elemento ornamental que corona el edificio.

Su nombre proviene del francés "mansarde" por el arquitecto parisino François Mansart (1598-1666), quien no inventó este elemento arquitectónico sino que tomándolo de obras italianas lo popularizó en Francia, su sobrino nieto Jules Hardouin Mansart prestigió a este tipo de altillo al utilizarlo en el Palacio de Versalles.

Fue inventado a mediados del Siglo XVII por el arquitecto Francés Le Vau. La cubrición de los edificios mediante tejados inclinados crea un espacio a veces aprovechable entre éstos y el último forjado. La Mansarda tiene como misión abrir el desván al exterior con una ventana vertical en alguno de los faldones de la cubierta. Hace falta practicar un hueco en el tejado y este se techa con otro pequeño tejado a dos aguas cuyo caballete se sitúa perpendicular al faldón y a la ventana en el centro por encima de ella.

Las Mansardas típicas se encuentran cubiertas de tejas (Frecuentemente en forma de escamas) elaboradas con pizarra o con chapas de cinc artísticamente troqueladas.

Reciba las NOVEDADES por CORREO

Al publicar nuevas entradas un email le informará el mismo día. Introduzca aquí su dirección de correo electrónico.

Servicio de FeedBurner

Google+ Followers