AdSense

jueves, 24 de abril de 2008

Casa japonesa tradicional.

Una casa japonesa típica de la tradición arquitectónica es muy diferente a la casa occidental. Las estancias y la distribución del espacio son distintas. Su estructura es de madera con paredes muy delgadas, las puertas son corredizas y están fabricadas de papel japonés (shóji).

La casa japonesa tiene pocas divisiones porque las estancias configuran a la vez un espacio amplio único. Se desarrolla en una sola planta, recién hacia fines del siglo XIX con el Modernismo los japoneses comenzaron a construir casas de dos plantas.

El techo de la casa tradicional del Japón si bien no es tan elaborado como el de otras culturas de Oriente, es notable porque es lo primero que se distingue a la distancia, señalando la presencia allí de una casa. El techo simboliza la casa. Por debajo del techo hay una vivienda desarrollada en el eje horizontal, se trata de un espacio único con divisiones delgadas y puertas de papel, materiales elaborados finamente y empleados con inteligencia.

Revise otras entradas sobre casas tradicionales, siga este enlace, hay contenidos relevantes que podrá consultar.

Casa de arquitectura japonesa tradicional
Casa japonesa tradicional de una sola planta
En la arquitectura contemporánea del Japón se advierte inspiración en la tradición, sobre todo en la concepción de los espacios y el aprovechamiento de la luz natural en interiores.

Sector abierto de una casa tradicional japonesa
Espacio abierto al jardín en una casa japonesa tradicional
Puede apreciar más imágenes en webinstituteforteachers.org. Algunas plantas de casas japonesas aquí en este enlace.


Características de las casas japonesas.

Las casas japonesas tradicionales se construyen usando postes de madera en la parte superior de una base plana hecha de tierra apisonada o piedras. Las casas de madera existen en todo el mundo, pero es probable que usted se esté preguntando cuáles son las características particulares de las casas japonesas.

Con el fin de evitar la humedad del suelo, el piso está elevado varias decenas de centímetros y es instalado de forma empleando vigas de madera. Áreas como la cocina y el pasillo tienen pisos de madera, pero las habitaciones en donde se sienta la gente, como la sala de estar, están cubiertas con un material llamado tatami que se hace con hierba tejida.

Los japoneses no usan sillas en las secciones que tienen tatami, por lo que la gente se sienta directamente en el tatami o coloca cojines planos llamados zabuton. Este es el porque las personas se quitan los zapatos al entrar a una casa japonesa.

El marco de una casa japonesa es de madera, y el peso es soportado por columnas verticales, vigas horizontales, y tirantes diagonales. Los tirantes diagonales empezaron a ser empleados cuando la tecnología de los países extranjeros llegó al Japón. Otra característica de las casas japonesas es que tienen un gran techo y aleros para proteger la estructura del sol caliente del verano, el marco soporta el peso del techo.

En los viejos tiempos, las paredes de las casas japonesas estaban hechas de bambú tejido cubierto con tierra por ambos lados. Sin embargo, hoy en día hay muchos tipos de materiales desarrollados, y se emplea a menudo la madera contrachapada. En el pasado muchas casas tenían columnas que estaban expuestas afuera de los muros. Pero en la Era Meiji (1868-1912), las casas comenzaron a construirse recurriendo un método con el que se recubría las columnas en las paredes con el fin de reducir la posibilidad de incendios.

Antiguamente los techos estaban cubiertos con tejas o paja. En la actualidad los techos están cubiertos con unos azulejos llamados kawara. El techo es la parte más afectada por la lluvia, el viento, la nieve, el sol y otras condiciones climáticas. Aunque hay una serie de diferencias entre los techos que se observan en las diferentes áreas de Japón, todos ellos tienen una cosa en común: están inclinados en lugar de ser horizontales para permitir que el agua de lluvia fluya.

Las casas japonesas a lo largo de los años fueron desarrollando la combinación de formas tradicionales con la técnica moderna, para mejorar su resistencia al fuego y otras conveniencias. Sin embargo, recientemente la gente está tomando en cuenta los métodos tradicionales de construcción de viviendas, dado que son amigables con el medioambiente y tienen una duración muy prolongada.

Casa japonesa tradicional muy antigüa
Tradicional casa japonesa de 350 años de antigüedad
En el antiguo Japón había esencialmente dos tipos de casas, uno era conocido como "casa con pozo", donde los postes se insertaban en un gran agujero cavado en el suelo, para luego ser rodeado de césped, el otro tipo de casa era construida con el piso elevado. El estilo de casa con piso elevado se dice que llegó a Japón desde el sudeste de Asia, y esta estructura fue aprovechada para almacenar grano y alimentos, impidiendo que se echen a perder por el calor y la humedad.

En el siglo XI la cultura única de Japón llegó a su florecimiento, los miembros de la aristocracia comenzaron a edificar empleando un estilo distintivo llamado shinden-zukuri. Este tipo de casa se encontraba en medio de un gran jardín, era simétrica y las habitaciones estaban conectadas con pasillos largos. Esto le permitía a los residentes disfrutar del clima de las estaciones y la belleza de la naturaleza.

Con el paso del tiempo el poder político pasó de los nobles a los samurai (clase guerrera), una nueva forma de budismo llegó a Japón, y los aspectos centrales de la cultura tradicional japonesa como la conocemos hoy comenzaron a echar raíces, incluyendo los ikebana (arreglos florales), la ceremonia del té, y el teatro Noh. Los samurai crearon su propio estilo de casas llamado shoin-zukuri. Su influencia se puede ver en la ornamentación de las alcobas de huéspedes de las casas modernas.

Las casas de la gente común se construían de manera diferente. Los agricultores de diferentes regiones del país tenían casas adaptadas a las condiciones locales. Estas casas construidas con el estilo gassho, en Shirakawa-go fueron catalogadas como Patrimonio de la Humanidad y son ejemplos de residencias donde vivía la clase trabajadora.

Algunas casas de los agricultores tenían espacio para guardar su ganado y caballos, mientras que las casas de los habitantes de la ciudad a menudo eran estrechas y se encontraban a lo largo de las calles. Como los propietarios de viviendas urbanas pagaban impuestos en función del ancho de la parte frontal de la casa, sus casas eran construidas para ser largas y estrechas. Este estilo puede verse actualmente en las ciudades más viejas como Kyoto.

Los estilos de las casas japonesas continuaron desarrollándose en la era Meiji (1868-1912). Algunas ciudades tenían casas de estilo kura-zukuri, que tenían un aspecto japonés en el exterior pero estaban modificadas con materiales resistentes al fuego. El estilo que sirve de base para los hogares japoneses de hoy en día normalmente tiene un largo pasillo por el centro de la casa con habitaciones a cada lado, se dice que combina la cultura foránea con el estilo de casas preferido por los samurai.

Una característica común de las casas japonesas es que cuentan muchas puertas corredizas. En tiempos antiguos se usaban pantallas que dividían el espacio con particiones. Estas particiones se instalaban en las paredes, pero al causar inconvenientes se hicieron surcos, permitiendo que las particiones se deslicen. Este es el estilo más visto en las casas japonesas modernas. La palabra shoji era el término usual para las particiones colocadas entre las habitaciones. Hoy en día las puertas corredizas están hechas con cuadrados de papel pegados sobre un enrejado de madera para permitir el paso de la luz.

Actualmente el tatami se utiliza para cubrir el piso de las habitaciones, pero hace mucho tiempo el tatami era un lujo y se empleaba sólo en áreas donde la gente se sentaba. El cojín cuadrado conocido como zabuton fue desarrollado a partir de la práctica de sentarse sobre el tatami. El cojín circular tiene por nombre enza, y se utilizó en los templos budistas. El zabuton originalmente era una alfombra hecha de una hermosa tela muy costosa y llegó a tomar su forma actual en la segunda mitad del período Edo (1603-1868), cuando se le añadió algodón.

Antigua fotografía de una casa rural japonesa en el siglo XIX
Casa tradicional rural en Japón en el siglo XIX
En el pasado cada persona comía sus alimentos en una especie de bandeja, la práctica de comer toda la familia reunida alrededor de una mesa comenzó durante la era Meiji, cuando los alimentos occidentales y chinos se hicieron comunes en la cultura japonesa. En las habitaciones con tatami no se usaban las sillas, por lo que las mesas tenían las patas mucho más cortas que en otros países.

A partir del año 1920 las familias japonesas incorporaron el chadansu, un gabinete que guardaba los platos y tazones que la gente usaba para comer, este mueble fue usado originalmente para los implementos usados en la ceremonia del té.

En el invierno, el pueblo japonés usaba una mesa que proporcionaba calor llamada kotatsu. Se dice que la mesa kotatsu fue desarrollada en los templos budistas Zen durante la Edad Media. Aunque originalmente usaba carbón para brindar calor, actualmente la mesa kotatsu emplea electricidad.

Hacia el final de la Edad Media apareció el tokonoma en las casas de los samurai, una pequeña alcoba. La alcoba, que se dedicaba como habitación para los invitados, por lo general tenía un pergamino vertical con caligrafía o arte para que los visitantes disfruten junto a las tradicionales flores del ikebana.

El budismo se practica en Japón como en muchos otros países asiáticos, sin embargo, los dioses indígenas han sido adorados junto a Buda en los hogares japoneses desde mucho tiempo atrás.

Los altares budistas, conocidos como butsudan, tienen la forma de un armario con puertas adelante. El altar para los dioses japoneses, conocidos como kamidana, tiene la forma de un pequeño santuario colocado en un estante cerca del techo. El kamidana contiene un fuda, se trata de un papel o tablilla de madera con una escritura.

Muchas casas tradicionales japonesas centenarias siguen en funciones, y se las puede encontrar en el mercado. Guardan la tradición y suman historias, por lo que cumplen un papel importante en cultura del Japón.


Casa tradicional japonesa vista por dentro
Interior de una casa japonesa tradicional
Los jardines japoneses tradicionales acompañan residencias y son motivo de interés popular como la arquitectura tradicional del Japón y la de la casa de té.

Por favor, deje su opinión por escrito al pie. Agregue este blog de arquitectura de casas a su lista de Favoritos. Para estar al día con lo publicado ingrese su dirección de correo electrónico en la ventana de la barra lateral. Más abajo hay una simple y breve encuesta muy fácil de responder, sirve para orientar la edición y publicación de los contenidos según su motivación e intereses. Gracias por participar.

2 comentarios :

Anónimo dijo... [Respuesta]

Si las casas se ven tan frágiles, cómo solucionan el problema del frío en invierno?

Zorrilla dijo... [Respuesta]

Las casas parecen frágiles pero no lo son. Con fuego y cámaras de aire por divisorios frágiles se puede lograr un buen nivel de calefacción interior. Estas casa tradicionales no es donde ahora viven los japoneses.

Reciba las NOVEDADES por CORREO

Al publicar nuevas entradas un email le informará el mismo día. Introduzca aquí su dirección de correo electrónico.

Servicio de FeedBurner

Google+ Followers